¿Cómo tener el cuarto de los niños ordenado?

Hacer algo desde el alma, con creatividad, con pasión. Poner algo de ti mismo en tu trabajo

La habitación de un niño es la más difícil de tener ordenada en la casa. ¿Cómo podemos hacer que un niño la tenga decente a pesar de querer jugar todo el rato? Lo ideal sería convertir el orden en juego y tener bastantes espacios de almacenaje para poder separarlos por juguetes.

 

Los niños necesitan tener libertad dentro de su habitación. Vamos a pensar en que les gusta hacer: saltan, corren, se concentran para estudiar o leer… Por lo que hay que pensar en su habitación a partir de las actividades que desempeñan. Los niños no paran de aprender y como bien explica el método Montessori el cual se caracteriza por desarrollar en el niño la independencia, la libertad con límites, respetar la psicología natural y el desarrollo físico y social del niño para su aprendizaje. Por todo esto el diseño de la habitación se tiene
que convertir en una herramienta pedagógica más. Tiene que ser un espacio flexible donde se puedan mover con facilidad, para ello el orden es muy importante. Nunca hay suficientes juguetes para un pequeño. Por lo que, ¿cómo ordenar sus habitaciones?

 

La habitación tiene que ser un espacio abierto y bien iluminado donde el niño pueda sacar el juguete con el que se quiera entretener y volver a guardarlo en su sitio para dejar sitio a lo siguiente. Por lo que debería tener una organización perimetral.

 

Para comenzar vamos a pensar en el elemento que más ocupa en una habitación: la cama. Lo ideal sería hacer hueco debajo de ésta ya sea porque la propia cama tiene ya incorporado un lugar donde alojar objetos o porque en Ikea hay cajas de plástico para poder guardar con la medida del ancho de la cama. A veces preferimos poner una cama secundaria debajo por si viene algún amigo del niño, no pasa nada porque hay más almacenaje como vamos a ver a continuación.

 

Como hablaba al principio los niños desarrollan diferentes actividades a lo largo de las horas en su habitación por lo que empezaremos pensando en cuando vuelven del cole y tienen que concentrarse. Esta actividad muchas veces se desarrolla sobre el escritorio. Escriben, pintan, colorean y ahora ya utilizan su propio ordenador. ¿Cómo tener el escritorio ordenado? Hay que tener distintos recipientes encima de la base para colocar los rotuladores, los lápices, bolígrafos… Es cómodo que esto lo tengan a mano. Y lo secundario pueda estar más escondido mediante los cajones y cajas. Además, para los más pequeños podrían tener cajas de colores que les ayuda en el aprendizaje mientras ordenan.

organizador

Dentro de los cajones se pueden colocar diferentes separadores para colocar todo lo que necesiten. ¿Os habéis encontrado una pared pintada? Es lo más normal del mundo. Por eso es bueno proporcionarles superficies grandes para que se desahoguen y dibujen lo que quieran ahí.

2648a351576f8b1fedc049e0e265820f

Aunque cada vez son más los colegios que optan por la opción tecnológica para enseñar. Si es así, ¿cómo ordenar todos los gadgets tecnológicos? Volvería a decantarme por la opción de un almacenaje con compartimentos para que sea más sencillo tener los cargadores, la tablet, cascos u ordenador.

Vamos con los juguetes, ¿qué hacer? Hoy en día existen piezas como la de la imagen que les ayuda a los pequeños a ordenar.

imagentren2

Pero lo más fácil siempre será la estantería de toda la vida en donde colocar los objetos más grandes y libros pero ¡ojo! que sea una estantería a su altura. Hay que pensar en que queremos que ellos sean capaces de ordenar la habitación solos y que puedan coger un juguete sin nuestra ayuda. Y para los peluches y juguetes pequeños se pueden dividir en cestas o baúles. Si queréis que todo parezca más ordenado podéis colocar a la estantería unos visillos que ayuden a que a la vista todo parezca más limpio.

cestas set

¿Cómo ordenar su armario? Como he dicho antes hay que pensar en su altura. En facilitarles las cosas. Por ejemplo, el uniforme del cole puede estar en los cajones bajos para que aprendan desde muy pronto a vestirse solos (esto también les ayuda a sentirse mayores). Y hay que recurrir una vez más a los separadores: para calcetines, ropa interior, cinturones…

Por último, los colores para una habitación infantil desde mi punto de vista deben ser blancos rotos, crudos o claritos para ayudar a tener más luz. Al ser colores neutros ayudan a que no cansen tan fácilmente. Y usar materiales que hagan la habitación cálida como las maderas de pino.

Comentaros que tenéis un tablero en Pinterest creado por Meraki que se llama: DESIGN FOR KIDS – MERAKI STUDIO MADRID en el que vamos añadiendo nuevas ideas.

379d0de64d48366ec918b6e38d0404fe