Hay dormitorios que no tienen espacio suficiente como para tener un vestidor. Por lo que hemos recopilado distintas ideas para que te inspires.

  1. VUELTA A LO CLÁSICO. Lo clásico nunca falla. Siempre se puede crear un armario con carpintería en un color y alguna ornamentación o ponerle un tirador bonito. 

 

  1. MIRROR, MIRROR. ¿Y si añadimos espejos en los armarios? Si haces las puertas enteras de espejo puedes doblar el espacio o también puedes añadírselo a las carpinterías. Ojo con dónde va el armario y la cama para que no parezca vulgar. También podéis probar a añadir un espejo envejecido para darle otro aspecto al espacio.

  1. APROVECHAMIENTO AL MÁXIMO. ¿Y si aprovechamos esa ventana que parece estorbar para crear un banco? Perfecto y así tienes un asiento para cambiarte con más facilidad.

  1. GEOMETRÍA. Dale un toque geométrico jugando con formas geométricas en las puertas.

  1. PAPEL PINTADO. Nos encanta la idea de jugar con papel para dar continuidad a la habitación y esconder así el almacenamiento.

  1. CALIDEZ. Siempre puedes optar por la idea de dar un toque cálido al espacio a través del uso del material como este armario.

 

*Fotos vía Pinterest.